Slugg.




Hace tanto que quería actualizar y no podía.


Ya empezó la época de parciales. Me pongo tan nerviosa y, al igual que el año pasado, digo "No, boludo, en serio... Para mi que hice todo mal, voy a desaprobar" y me quieren matar cuando aparezco con un diez. Sí, encima un diez. Pero yo juro, de todo corazón, que creo que me voy a sacar un tres.
Este año igual, es diferente. Realmente me voy a sacar un tres (¿ves? otra vez lo digo en serio). Cada vez se pone más difícil la cosa y pierdo el entusiasmo. O creo perderlo, porque aunque el espíritu competitivo se está apagando, me sigo sacando buenas notas. Y lo peor es que siempre siento que voy a desaprobar. Siempre, siempre. Como si sintiera que es una injusticia que yo apruebe. Mi nota más baja en los examenes finales del año pasado es un ocho. Y tengo un solo ocho. Teniendo doce materias aprobadas tengo un promedio de 9,416. Entonces, ¿por qué me siento así?


De todos modos el pesimismo es general. Otra vez, para felicidad de algunos, veo luces en el ojo y tengo miedo. Los tres meses de "estar sin medicamento para ver si vuelve la cosa" están a punto de terminar y esta semana empiezo a hacerme todos los estudios de vuelta. ¿Y si al final no era lo que pensaban que era? ¿por qué volvió la luz si sí era eso? Y me trato de convencer de que lo peor son los pinchazos y los mareos, cuando en realidad mi miedo son los resultados. Y lo peor es que voy a tenerlos pronto, pero recién alguien que sepa interpretarlos va a verlos a fin de mes. Tener en la mano algo tan decisivo y no poder descifrarlo...


Y viene Santi a mi día. Y es como si me olvidara de todo, aunque no me olvide. Logra, con pocas palabras, que recupere la confianza y las ganas de levantarme otra vez. Lo necesito tanto. Y en momentos (como en el de la foto) me hace reír y querer apretujarlo con la poca fuerza que tengo. En mi vida hay un antes y un después de Santi. Y es como que no puedo creer que lo haya encontrado.
Santi es mis ganas del futuro. Mis ganas de curarme. Mis ganas de crecer. Mis ganas de estudiar. Mis ganas de sacar fotos. Mis ganas de ser grande. Mis ganas de saltar sin razón. Mis ganas de algún día ser mamá. Mis ganas de pintar todo de colores. Mis ganas de hacer pogo los fines de semana. Mis ganas de tocar la guitarra. Mis ganas de sonreír.


En serio, ¿eh? Si no fuera por vos deverdad-deverdad que no tendría ganas de ninguna de esas cosas.





¡Qué post depresivo y positivo al mismo tiempo!

4 ¡Comentario!:

cds07 dijo...

Che, ¿cómo se llamaba ese perro?

Igualo dijo...

¡Spike!

Vos sabes que en el 3er inciso que escribiste, yo me siento exactamente igual. Si no fuera por vos no me esforzaría tanto en los trabajos, no estudiaría a fondo las cosas ni me darían curiosidad muchisimas cosas que gracias a vos aprendí y ahora me dan curiosidad y ganas de aprender :)

*Despues te sacas los RE 10 porque no son solo diez de secundario que no tienen valor, son de facultad en donde es mucho mas dificil todo, y la tolerancia no existe. La verdad me siento muy orgulloso ñ.ñ

*Yo te acompaño en todo, falta que vivamos muchas cosas Cé C:

Que linda eres (con voz de mejicano)

(L

KKAROO dijo...

me pasa igual pero en verdad me pasaba en el colegio u.u ahora no sé lo podré decir después de mis notas de estos parciales putos que di xD. Me siento muy identificada con vos en algunas cosas :B, adiós hasta la prox entrada(?

brak.! dijo...

me encantaria estar en estos momentos con vos..
para por lo menos hacerte reir un poquititiitito..
pero solo pensar que lo teenes al pelotudo de santi me pone contento. :D


fuerza ceci. :)